Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


m 



David y Jonatán 
se hacen amigos 



Sábado 

Realiza la 

actividad 

de la p. 66. 



¿Has aprendido alguna vez una forma secreta de 
comunicarte con alguien? ¿Conoces el lenguaje mímico 
de gestos de los sordos? ¿Tienes un medio secreto 
para comunicarte con tu mejor amigo o amiga? Dos 
amigos de los tiempos bíblicos usaron un sistema 
secreto hace muchos siglos. (Texto clave: 1 Samuel 20.) 



— Papá — se quejó 
Salomón, chico de doce 
años — , estoy muy 
enojado con Kezías. Ya no 
quiero seguir siendo su 
amigo. 



Domingo 

Lee la historia 
"David y Jonatán se 
hacen amigos". 

Haz. Escribe 1 Samuel 
20:42 en una hoja de papel 
y diséñalo con el aspecto de 
un documento legal. 

Aprende. Comienza a 
aprender el versículo 
para memorizar. 




— Lamento oír eso — contestó el rey 
David — . Deja que te cuente una historia 
antes de que adoptes una decisión 
definitiva. 

A Salomón le gustaban las 
historias que su padre le 
relataba, por lo que se dispuso 
a escuchar. 

Cuando era joven tuve un 
amigo más íntimo que cual- 
quiera de mis once hermanos. 
Se llamaba Jonatán, y lo 
conocí después de la batalla 






"Por último, Jonatán le 

dijo a David: — Vete tranquilo, 

pues el juramento que hemos 

hecho los dos ha sido en el nombre 

del Señor, y hemos pedido que para 

siempre esté él entre nosotros dos y 

en las relaciones entre tus 

descendientes y los míos" 

(1 Samuel 20:42). 




Lunes 



Lee 1 Samuel 20:1 al 10 para saber el problema que tenía David. 

Describe. En tu cuaderno de estudio de la lección describe los 
problemas con tus propias palaras. Si tú hubieras sido Jonatán, ¿cómo 
los habrías resuelto? 

Ora. Cuenta a Dios acerca de tus problemas. No olvides decirle: "Dios, 
te entrego estos problemas. Ayúdame a no preocuparme de ellos, 
sino a resolverlos contigo". 



61 




Martes 

Lee en 1 Samuel 20:11 
al 23. Cuáles eran los planes 
de David y Jonatán. 

Nota las palabras que indican que 
Dios participaba de ese plan. ¿Qué 
metas comunes tenían David y 
Jonatán? 

Lista. Únete con un amigo, si 
puedes, y hagan juntos una lista 
de objetivos comunes que tú 
y él puedan tener. 

I 




con el gigante Goliat. Fuimos buenos 
amigos desde el comienzo. Yo no 
había vivido nunca en un palacio. 
Tenía que aprender muchas 
cosas y Jonatán me ayudó en 
eso. Pero ser amigo tiene que 
ver con dos personas, y no con 
una sola. 

— ¿Qué quieres decir con 
eso? — quiso saber Salomón. 
— Yo no sólo quería recibir de 
Jonatán, sino que también deseaba 
darle algo a cambio. 

— ¿Qué habrías podido dar al 
hijo del rey? — preguntó 
Salomón riendo — . Eras 
solamente un pastor de ovejas. 
— Tienes razón — dijo 
David — . Pero de todos 
modos podía hacerle el 
mejor regalo de todos: 
Una amistad verdadera. 
Hicimos muchas cosas 
juntos. Nos llevábamos 
de lo mejor. Pero su 
padre, el rey Saúl, no 
me quería para nada. 
Comenzó a sentirse 
amenazado 
por mí. Saúl 
no permitía 
que Dios 
obrara en su 
vida. Debido a 
eso, empezó a 
desconfiar de 
muchas personas 
cercanas a él. Yo 
era una de ellas. 



Miércoles 



Lee en 1 Samuel 20:24 
al 33 acerca de lo que sucedió entre Saúl y 
Jonatán. 

Piensa. ¿Cómo crees que se habrá sentido Jonatán al ver 
que su padre se comportaba de ese modo? 

Habla con un adulto cristiano en quien confíes acerca de 
acciones o comportamientos que has observado y que 
consideras que no son correctos. Puede ser que te sientas 
nervioso o cohibido, pero conviene que lo compartas con 
alguien. 

Ora. Pide a Dios que te ayude a ser bastante 
fuerte para hacer lo que es 
correcto en todas las 
situaciones. 



— Eso 
debió 
haber 
hecho 
difícil tu 
amistad 
con 

Jonatán 
— dijo 
Salomón. 

— En cierto 
sentido fue así. Pero 
los amigos verdaderos no 
renuncian a su amistad 
cuando las cosas se 
ponen difíciles. Con el 
tiempo tuvimos que 
actuar con cuidado. 
Después que Saúl 
envió a algunos de 
sus soldados a 
matarme, comprendí 
que no podríamos 
seguir viéndonos en 
público con Jonatán. 

— ¿Qué hiciste? — 
preguntó Salomón. 

— Envié un 
mensaje a Jonatán para que se reuniera conmigo. 
Cuando llegó, le dije que su padre había tratado 
de matarme. Trazamos un plan — siguió diciendo 
David — . Me ocultaría después de hacer una 
breve visita a mi familia. 

Jonatán y yo acordamos que cuando Saúl 
advirtiera mi ausencia del palacio, Jonatán diría 
que me había dado permiso. Si Saúl estaba 
conforme con esa explicación, Jonatán sabría que 
yo estaba a salvo. Si Saúl se enojaba, Jonatán 
sabría que yo tenía razón y que el rey 





63 




Jueves 

Lee 1 Samuel 20:34 al 
40 y descubre cómo David y 
Jonatán lograron llevar a cabo 
su plan. 

Escribe. Anota los nombres de tres 
a cinco de tus amigos, y junto a 
cada uno escribe las razones por 
las cuales son tus amigos. 

Ora. Agradece a Dios por tus 
amigos cristianos. 
Nómbralos. 



procuraba matarme. 
— ¿Qué sucedió 
finalmente? — preguntó 
Salomón con curiosidad. 
— Lo que sucedió es que 
Saúl se puso furioso y 
arrojó una lanza contra su 
propio hijo, Jonatán. 
— Pero volvamos a 
nuestro plan. Jonatán 
fingiría que iría a disparar 
flechas al blanco para 
practicar, y se dirigiría al lugar 
de mi escondite. Nos pusimos de 
acuerdo que Jonatán apuntaría con una 
flecha hacia una piedra. Yo sabría si 
estaba a salvo o no por la forma como 
Jonatán hablaría al muchacho que lo 
acompañaba para que llevara sus 
flechas. 

— ¿Y qué sucedió? — volvió 
a preguntar Salomón. 

— Jonatán hizo las 
cosas en la for- 
■"ÍJjEIi ma como las 
habíamos 
planeado. Cuando 




comprendió cuan airado estaba su 
padre, vino al lugar donde me 
ocultaba. Después de lanzar una 
flecha, pronunció el código secreto 
que habíamos convenido. Envió al 
muchacho a recoger la flecha. 
Después lo envió de regreso a su 
casa para poder platicar conmigo. 
— ¿Qué dijo Jonatán? — preguntó 
Salomón. 
— Jonatán me dijo que sabía que yo 



sería el próximo rey de Israel. Pero también 



64 



quería que yo le 
prometiera que si le 
sucedía cualquier cosa 
a él, yo me encargaría 
de su familia mientras 
viviera. 

— Sabíamos que era 
probable que no 



Viernes 

Lee el final de la historia en 1 
Samuel 20:41 y 42. 

Escribe una carta a alguien para agradecerle 
por ser un amigo cristiano que te apoya. 

Ora. Pide a Dios que te ayude a ser un 

amigo honrado y considerado con 

los demás, así como él es 

contigo. 







volviéramos a vernos. 

Sabíamos que habíamos prometido ser 

siempre amigos no importa qué sucediera. Esa fue la última 

vez que vi vivo a Jonatán. 

— Los dos 
cumplieron su promesa 
de seguir siendo 
amigos, aunque eso 
fuera difícil. — 
Comentó Salomón 
pensativo. 

— Así es — dijo 
David — . Cuando 
encuentres un 
amigo que ama a 
Dios y lo sirve, 
debes 
esforzarte 
para ha- 
cer que 

esa relación dure. Deben 
tratarse con respeto. Cuando 
llegan tiempos difíciles, deben 
hacer lo necesario para resolver el 
problema en forma positiva. No 
debes abandonar a tu amigo. 

— Creo que tengo algunas cosas 
que debo arreglar con Kezías — 
comentó Salomón — . Es un amigo 
demasiado bueno para perderlo. 






Juntos en esto 



1 








D 


A 


D 


■■■■■■ 


2 


C 


L 


A 


R 










T 


E 


|| ,3 


3 


F 


A 








I 


A 


■■■■■-I 


4 


P 


R 


E 








T 





■■■■-■ 


5 


M 


I 


S 


E 










R 


D 


1 


A 


v. 8 


6 


A 










R 


E 


■■■■■-I 


7 








G 


A 


M 





s 


■■■■ ■ 


8 


E 


N 


T 










s 


■■■■ 


9 


E 


S 


C 










■■■■■-I 


10 





C 










R 


c 


E 


■II- 


11 


D 


A 


Ñ 










■■■■■ 1 


12 










R 


A 


M 


E 


N 


T 


E 


| v. 10 



PALABRAS 

VISA 

MIL 

RICO 

SAL 

ARTE 

MAL 

GUN 

ULTA 

ASPE 

AMEN 

ONCE 

ONDA 



INSTRUCCIONES 

Para encontrar la respuesta de dos palabras que tienen relación con esta lección, coloca la 
palabra correcta del lado derecho en los espacios de las palabras incompletas del lado 
izquierdo. Cada una de las palabras del lado izquierdo se encuentra en 1 Samuel 20 y los 
versículos fueron escritos para ti. Cuando hayas colocado cada una de las palabras de la 
derecha en su lugar, coloca la letra en el cuadro claro que sigue después del versículo. 
Estas doce letras te darán la respuesta. 



66 



Todos b necesitamos 



INSTRUCCIONES 

Descarta cada letra de por medio, empezando con la segunda letra. Escribe las letras que 
sobren en las líneas de abajo. 



HsoñngrfawcLcawtcorcLmoksh 

Aemqajdyasldobsphuewrbms 

axnvoqsaRiehvretryeunocai 

xacidhajDpitoeswHhobnerwa 

qdkamlnrfecys 




éé 



99 



67